La Casa de Zamora en Madrid

Idiomas Español English German français Dutch

La provincia de Zamora

Abril 30, 2009 por  

Zamora es una provincia que se caracteriza por el contraste de su territorio. Situada en el extremo noroccidental de la meseta central, en sus 10.559 kilómetros cuadrados de superficie se produce la transición entre las llanuras cerealeras de Tierra de Campos y el relieve montuoso de las comarcas más occidentales, que culmina en las cumbres de más de 2.000 metros de la sierra de Sanabria.
La provincia está dividida por dos grandes ríos: el Duero que la atraviesa de Este a Oeste y el Esla que casi la divide de Norte a Sur; pero además cuenta con una abundante red de ríos secundarios y un importante número de embalses. Las distintas comarcas que integran el territorio zamorano y materializan esa diversidad son: Sayago, Aliste y Sanabria en el occidente fronterizo con Portugal y al Este, Benavente y los Valles, la Tierra de Campos y del Pan y el Duero Bajo, que integran las comarcas de Toro, Tierra del Vino y Guareña.

Sayago es una tierra relativamente llana, caracterizada por las aglomeraciones de peñascales graníticos que se asocian a encinares. El Duero fronterizo discurre por estas tierras configurando una profunda hoz , los denominados arribes , que constituye un espacio natural de gran interés, y donde comienzan a verse los cultivos aterrazados de olivos y viñedos.

Aliste cuenta con una geografía fuertemente ondulada, atravesada por el río del mismo nombre, y cubierta por matorrales,robles y encinas. La Sierra de la Culebra hace de límite septentrional y constituye un importante reducto de lobos que aquí cuentan con una de las más altas poblaciones de la península. Este espacio es además una Reserva Nacional de Caza donde pueden hallarse especies como el ciervo, corzo, jabalí …etc.

Sanabria es la comarca noroccidental de la provincia, la más húmeda y también la más accidentada desde un punto de vista orográfico. Varias sierras la separan de las provincias vecinas de León y Orense, pero la que contiene los picos más elevados es la Segundera, donde se sitúa el Parque Natural del Lago de Sanabria. Se trata de un espacio natural de gran belleza, característico de las zonas glaciares cuya huella pervive en la configuración de valles , lagunas y el propio lago de Sanabria, el más grande de los lagos glaciares españoles.

Benavente y los Valles es la comarca que se sitúa al Este , y cuenta con una gran abundancia de ríos, el Tera, Orbigo, Cea y Eria que desembocan en el Esla y que hacen de ella una de las más fértiles y productivas.

La Tierra de Campos se extiende hacia el sur dejando al desnudo las grandes llanuras de cereales que ya cerca del Duero incluso dan su nombre a la comarca del Pan. Y en medio de esta planicie otro espacio natural, las lagunas de Villafáfila, sirven como refugio de invernada a miles de aves, sobre todo ánsares, además de constituir un humedal especialmente protegido.

Por último Toro extiende sus tierras por encima y debajo del río Duero, tierras cubiertas de viñedos en su mayor parte, tanto en esta comarca como en la Tierra del Vino, cuyo nombre habla por si mismo de su tradicional vocación. Esta región del Duero Bajo llega hasta la zona regada por el río Guareña, limitando con la provincia de Valladolid, al Este, y Salamanca al Sur.

Respecto al clima, existen dos tipos bien definidos: el húmedo de la comarca de Sanabria, con precipitaciones abundantes, inviernos fríos y nevados y veranos suaves propio de las zonas de montaña, y un clima extremado de tipo continental que afecta al resto de la provincia, caracterizado por inviernos fríos y veranos calurosos aunque con graduaciones intermedias e incluso casos de microclimas, mucho más suaves, como ocurre en los arribes del Duero.
[Información facilitada por la Excma. Diputación Provincial]

Comarcas Zamoranas:

Historia de Zamora

Abril 28, 2009 por  

Desde un punto de vista histórico, Zamora está marcada como el resto de la península por el paso de las distintas culturas y pueblos antes y después de la romanización. Lo atestiguan los numerosos yacimientos y materiales hallados en diferentes puntos de la provincia hoy guardados en el Museo de Zamora y la abundancia de monumentos religiosos y civiles que constituyen su patrimonio histórico artístico. Su pasado además ha estado determinado fuertemente por la presencia cercana de la frontera portuguesa, país con el que se puede decir que ha vivido un proceso paralelo, sufriendo de cerca las continuas guerras que han dejado su huella en la línea defensiva de castillos que pueden verse a lo largo de la frontera.

Por otra parte los acontecimientos acaecidos en el territorio zamorano han sido objeto de crónicas, romances y narraciones legendarias. Su época de esplendor comenzó en el siglo XII y a esta etapa corresponden la mayoría de sus iglesias románicas, así como el recinto amurallado que protegió a la capital. En 1476 la batalla de Toro, con la derrota de los portugueses por los partidarios de Isabel I, fue el punto de partida de la unión dinástica entre Castilla y Aragón.

Los movimientos comuneros también arraigaron en Zamora y a partir de los siglos XVI y XVII comienza a estancarse la economía de estos territorios en los que predomina, como en la actualidad, el carácter agrario. Hoy la provincia sigue viviendo de la agricultura y la ganadería, pero también del turismo que se sustenta en un patrimonio monumental de gran relieve, así como en su medio ambiente.

[Información facilitada por la Excma. Diputación Provincial]